Techos fijos

Cuando queremos cerrar nuestro porche, ático o terraza de una forma óptima para aprovechar el espacio en verano e invierno aconsejamos los techos fijos.

Descripción

El techo fijo consta de una cobija en forma de “U” en la parte trasera que sustenta los travesaños en lanzamos hacia la portería canalón. Estos travesaños son los que soportan las planchas en todas sus modalidades.

La portería-canalón además de soportar el peso hace de canalón para el desagüe del agua.

No todos los perfiles sirven para un techo fijo. Siempre vamos a utilizar perfiles diseñados para soportar las cargas de una forma horizontal. Un ejemplo: nos encontramos muchas veces techos fijos con perfiles de ventanas, estos perfiles están diseñados para soportar las cargas de una forma vertical y cuando los ponemos en posición horizontal pierden todas sus características de resistencia.

Instalación de techos fijos sin obra

Una característica fundamental de nuestros techos fijos son que no necesitan ningún tipo de obra para su instalación.

El techo fijo lo podemos cerrar tanto frontal como lateralmente con cortinas de cristal, correderas de vidrio, ventanas abatibles…

Los perfiles se pueden lacar en cualquier color de la carta RAL.

Es un producto 100% estanco.